El panda que anda por San Francisco

El panda que anda –el nombre extraoficial de nuestro amigo instagramero Jean Carlos Villanueva– estuvo por segunda vez en SF y nos trajo una guía de regalo

Me di cuenta de algo al visitar por segunda vez San Francisco: con una ciudad con tantos atractivos, la cuestión no es solo visitarla, sino volver. Aquí les paso un listado de los lugares que, en estos dos viajes, me han dejado con ganas de regresar a la ciudad mil veces más.

POR: Jean Carlos Villanueva

 

[9:00 A.M. – ¡HACE HAMBRE!]
Tras llegar en la madrugada a San Francisco, mi pregunta más importante fue: ¿Dónde vamos a desayunar? La respuesta fue “los bagels, los huevos revueltos y los croissants” de The Velo Rouge Café, ubicado en la frontera de los vecindarios Lone Mountain e Inner Richmond.

JeanCarlosVillanueva_SanFranciscoVeloCafe_Alkasa196

[11:30 A.M. – HELLO FROM THE OTHER SIIIIIDEEEEE]
¿Y es verdad que voy a empezar el viaje sin una foto con el Golden Gate detrás? ¡Imposible! Antes de ponerse de andariego por otro lado hay que ir al famoso puente rojo ese, y tomarse su respectiva foto con él detrás, antes de que se ponga de caprichoso con el pasar de las horas y la neblina lo arrope.

JeanCarlosVillanueva_SanFranciscoGoldenGateBridge_Alkasa196

[12:30 P.M. – ¡PREPARA LA CÁMARA, JUYE!]
El Clarion Alley estaba en mi lista de lugares a repetir; es una calle estrecha llena de obras de arte urbano de extremo a extremo. Como los murales cambian cada cierto tiempo, en esta segunda visita me topé con muchas piezas nuevas: puede encontrar desde piezas tipográficas hasta un paisaje de La India. Digo yo que para coronarla como la calle más cool de la ciudad solo falta una mujer con rolos de Angurria y uno que otro SquareHead de Poteleche.

JeanCarlosVillanueva_SanFranciscoClarionAlley_Alkasa196

[3:30 P.M. – COMER CON S DE SAMBERGUI]
Aparte de publicista y panda andante, también tengo el título de Maestro Catador de Hamburguesas. En cada viaje que hago, sin importar la duración del mismo, me como por lo menos tres. Aquí en San Francisco conocí a las “samberguis” de Roam Artisan Burgers, y fue todo un escándalo. Si pasan por allá, recuerden pedir la suya con papitas extra –mi cara cuando llegó mi hamburguesa sin nada al lado podía convertirse en una postal de una casita del terror–.

JeanCarlosVillanueva_SanFranciscoRoamBurgers_Alkasa196

[6:30 P.M. – ZONA DE QUINCEAÑERAS] 

¿Quién dijo que solo en la Zona Colonial hay quinceañeras que se tiran sus foticos con vestidos pomposos color pastel y su tiara puesta? ¡YO! Pues en el Palacio de Bellas Artes había una quinceañera con un vestido verde Campanita, a su lado una pareja de futuros esposos y detrás lo que parecía un grupo de promoción de colegio. En mi primer viaje a la ciudad había tenido la oportunidad de visitar este monumento y quedar impresionado con su belleza, pero este segundo viaje me dio la oportunidad de conocerla con el sol abajo, y quedé impresionado dos veces.

JeanCarlosVillanueva_SanFranciscoFineArts_Alkasa196

[9:30 P.M. – ¡GUAY! ¡UN BAR DONDE CAE LLUVIA!] 

Para cerrar la noche fui con mis amigas a The Tonga Room and Hurricane Bar, un establecimiento al estilo hawaiano ubicado en el primer piso del lujoso Fairmont Hotel, especializado en comida del Pacífico. Ahí encontramos –aparte de los tragos más caros que he bebido en mi vida- una bandita tocando en un botecito dentro de una piscina, dentro de la cual cayó una lluvia momentos después. Tuve que resistir todas las ganas de ponerme a grabar un vídeo musical. Seguro lo haré la próxima vez que vuelva a San Francisco… porque definitivamente hay que volver.

Fotos: Cortesía de Jean Carlos Villanueva

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *